El taller juvenil de Microhistorias fotográficas busca entregar conceptos  básicos de fotografía y de narrativa, además de la creación de historias a través de la fotografía

Los literatos comenzaron a utilizar la fotografía como recurso desde la invención del daguerrotipo, especialmente para la descripción de paisajes, escenas o tipos. En la década de los 80 del siglo XIX los periodistas y escritores se valen de fotografías para completar sus textos. La relación entre literatura y fotografía se establece desde la perspectiva de la narrativa. El término «narrativa» tiene diversas connotaciones, por lo general, se habla de ella como un recurso, el cual está conformado por un enunciado y cuya función del contenido consiste en relatar, es decir, contar una historia. Los elementos indispensables que conforman la narración son la palabra y la imagen que permite contener una trama, es decir, una historia que tenga un principio, un conflicto y una resolución final, y que cause un placer por el ritmo de su estructuración (clímax).   La imagen es un modo de lectura que facilita la comprensión o decodificación textual-verbal, dado que, la fotografía fue un invento originariamente destinado a un público general.

La actividad es dirigida a jóvenes de 12 a 17 años, la cual se realizará los martes 17, 24 y 31 de enero, a las 18:00 horas en la Sala de Extensión de la Biblioteca.  Los interesados deberán inscribirse en el mesón de informaciones de la Biblioteca.

 

Taller juvenil: Microhistorias fotográficas
Periocidad Sin Periodicidad
Fecha de Inicio 17/01/2017 a las 18:00
Fecha de Término 31/01/2017 a las 20:00
Tipo de Público Juvenil
Tipo de Entrada Entrada Liberada
Lugar Sala de Extensión, Biblioteca Regional de Antofagasta
Organizado por: Biblioteca Regional de Antofagasta
Categorizado como: Fotografía, Juvenil, Taller